The Martian

The Martian supone un casi reto psicológico al intentar poner al espectador en la piel de un Matt Daemon muy atinado en el papel de astronauta abandonado en el planeta Marte.

Si bien la película puede parecer un poco lenta, es toda una suerte de paisajes, escenarios y una banda sonora que hace las delicias de quienes no consumen cine a granel. Tampoco corresponde a un perfil típico americano (salvando excepciones), casi la podríamos clasificar en documental futurista.

La trama está muy bien hilada, con aspectos técnicos (y mucho contenido de física) muy trabajados. Cómo el personaje va cambiando con el paso del tiempo (destaca mucho la pérdida de peso) aumenta la autenticidad de una película que merece la pena ser vista, al menos, un par de veces 🙂