Juego de cartas: La Princesa

Ayer aprendí un juego de cartas bastante entretenido para este periodo estival, os cuento cómo va. En primer lugar, jugaremos con la baraja española. Este juego está pensado para 3-4 personas, no más.

Cartas que necesitamos

5 ases (4 palos y un comodín, por ejemplo)
2 doses
2 treses
2 cuatros
2 cincos
1 seis
1 siete
1 diez

Cómo jugamos

Una vez recogidas las 16 cartas, se barajan bien. La primera se reserva y se reparte una carta a cada jugador y se deja el mazo en el centro para que todos puedan robar en su turno. A continuación comienza robando una carta el siguiente jugador a la derecha de quien barajase. Durante todo el juego cada jugador tendrá una única carta en su mano excepto durante su turno que robará y tendrá, por tanto, dos cartas. De estas dos cartas el jugador debe decidir cuál juega atendiendo el rol que ejerce cada una…

Qué rol cumple cada carta

  • El as: sirve para preguntar. Escoges a uno de los jugadores y le haces una pregunta sobre una carta que pienses que pueda tener. Si aciertas, descarta su carta y él abandona la partida. Es importante señalar que no se puede preguntar si el jugador tiene un as.
  • El dos: enseñar, nos permite conocer la carta de un jugador. Esto se hace entre el jugador que juega el dos y a quién se lo pida. El resto de jugadores no deben conocer esta carta, es decir, no se descubre.
  • El tres: el duelo, con el que retamos a otro jugador. Quién tenga la carta de mayor peso, gana el duelo. El otro jugador abandona la partida. Este duelo es importante ya que nos permite aproximar el valor de la carta del jugador que gana el duelo. Si, por ejemplo, el jugador que descarta la carta tiene un 7, no nos queda otra que pensar que el jugador que sigue participando en la partida tiene un 10 dado que no hay carta mayor.
  • El cuatro: el escudo, ningún jugador nos puede lanzar una carta hasta que vuelva a ser nuestro turno.
  • El cinco: el jugador escogido descarta la carta que tenga en la mano y roba otra (no pierde la partida, salvo si tuviera el diez).
  • El seis: nos permite intercambiar nuestra carta con un jugador que escojamos. Con esta jugada ¡ambos participantes conocen la carta del otro!
  • El siete: esta carta no tiene una función explícita. No tienes obligación de jugarla, excepto cuando tengas un 5, 6 o 10 en la mano. Nos sirve como farol.
  • El diez: esta carta es la princesa. Es la única carta que no podemos jugar (echar en nuestro turno). Nos permite ganar, por ejemplo, un duelo. Pero si alguien conoce o intuye que la tenemos (por ejemplo, si echamos un 7 😉 ), podemos perder la partida si nos pregunta con un as. O si otro jugador la tiene y nos la intercambia, también puede hacer que perdamos.

Si, terminado el mazo, siguen quedando jugadores se realiza un duelo. La carta que se reserva al principio nos sirve para que, en el caso de que no quedaran en el mazo, el jugador pueda robar en el caso en que le hagan descartar su carta o tenga que robar. Las cartas que vamos jugando se quedan en montones individuales por cada jugador.

Un juego muy rápido y entretenido donde hay que estar muy pendiente de saber qué cartas se han jugado y pensar cuáles quedan por jugar. Gracias Sergio por enseñarnos este divertido juego 😀

Taller de Caligrafía Medieval – verano 2015

Taller de Caligrafía Bâtarde, caligramas y pergamino. Agosto de 2015. Curso impartido por Valle Camacho Matute en La Calera (San Millán de la Cogolla, La Rioja)

Primeros pasos en caligrafía Bâtarde

Primeros pasos en caligrafía Bâtarde

e mayúscula en caligrafía Bâtarde

Alcanzando la perfección en la e mayúscula Bâtarde

Práctica de palabrarios

Práctica de palabrarios

Detalle de divertimento con brause y parallel

Detalle de divertimento con brause y parallel

Vista de divertimento con brause y parallel

Vista de divertimento con brause y parallel

Palabrario

Palabrario

El joven escribano

El joven escribano 😉

Ilustración en pergamino. Yolanda.

Ilustración en pergamino. Yolanda.

Cadels con tinta blanca

Cadels con tinta blanca

Bestia del Códice Albeldense interpretada por Borja en pergamino y acrílicos

Bestia del Códice Albeldense interpretada por Borja en pergamino y acrílicos

También dejo enlace al blog de la profesora, donde se pueden ver otros trabajos de ese verano como de otros años.