Deadpool 2, menos de lo esperado

Es difícil publicar esto en “Recomendado” porque después de las espectativas generadas en la primera parte, Deadpool 2 no queda en muy buen lugar. Si bien por todos es sabido aquello de segundas partes nunca fueron buenas, ésta en concreto no sólo hace cierto el dicho sino que le da más significado aún sin cabe.

La primera película rompe un poco el contexto de las películas de héroes con una de un auténtico antihéroe: gamberro, vulgar y muy poco ético. Deadpool garantizó diversión y una dinámica muy distinta:  romper la cuarta pared y acercar las cosas cotidianas (y la mayoría de veces muy universales) con una potente dosis de humor me hizo pensar que la segunda parte estaría a la altura. Pero no ha sido así. Lejos de hacer una reseña detallada de la película me gustaría contar la versión que, según iba discurriendo la película, creía que pasaría.

Deadpool sigue ejerciendo de gamberro justiciero y viviendo la vida feliz con Vanessa cuando ella muerte de forma bastante injusta… Deadpool se deprime bastante y empieza a hacer un poco el cabra cuando Coloso y su “banda” lo rescatan y lo intentan reconducir. Entonces entra en escena Russell Collins con el que Deadpool parece sentirse identificado y empatiza. Russell genera altercados en el orfanato en el que se encuentra por los abusos y maltratos del director y demás miembros por lo que su sed de venganza va en aumento. Debido a esta ira aparece Cable, una suerte de cyborg del futuro que ha viajado para matar a Russell dado que su conducta deribaría (en el futuro) en la muerte de su familia.

Deadpool monta una especie de ejército, la X-Force, que no resulta muy prolijo. Pero aquí es donde yo esperaba que la película diera un giro argumental que la convirtiera en algo “más interesante”, en mi humilde opinión. Por una serie de circunstancias, la X-Force cae rápidamente en desgracia. Uno de los miembros de la X-Force, el único que no tiene ningún poder y uno de los pocos que sobrevive, Pete Wisdom se ve dañado por el vómito corrosivo de Zeitgeist, perdiendo un brazo. Da la “casualidad” que Cable tiene un brazo robótico. Si no me falla la memoria, es el mismo brazo… Yo tenía la esperanza de que el giro argumental fuera por aquí:

Pete Wisdom deja de formar parte de la X-Force y a los pocos años se convierte en el cyborg soldado que es… ¡Cable! Viaja al pasado para matar a Russell por el mismo motivo de la película: evitar perder a su familia.Esto cerraría una historia de la película que, por un lado, se queda un poco en el aire dado que Pete es un personaje fugaz pero con el que todos (y especialmente Deadpool) empatizamos rápidamente. Por otro lado, no sería posible según la historia real de Cable pero ahí quedaron mis esperanzas de pensar que la película podría ponerse algo más interesante… Y mi escaso conocimiento del universo Marvel 😉