‘Óscar’, en el Aula de Teatro de la Universidad de Murcia

Todos los días nos llegan decenas (o cientos) de correos. A los universitarios especialmente. La universidad preparara decenas de actividades: culturales, divulgativas, formativas… Y es curioso pero nuestro calendario académico da poco margen para extras. Hagamos un sencillo cálculo. Cada asignatura de 6 créditos requiere 150 horas. Suponiendo 5 asignaturas cuatrimestrales serían 30 créditos y, por tanto, 750 horas. De esas horas tenemos unas 4-5 horas de clase a la semana que serían: 5 horas de clase al día * 5 días a la semana * 4 semanas cada mes * 4 meses (un cuatrimestre) tendríamos 320 horas de clase. Además, hemos de tener el cuenta el trabajo autónomo, que debería ser el resto del tiempo: 750-320 = 430 horas, en un cuatrimestre. Es decir, aproximadamente unas 5-6 horas diarias (sin contar fines de semana). Entre 5 horas de clase, 6 de trabajo autónomo, 8 horas de dormir (supuestamente), 2-3 de alimentarse, algunos minutos más para desplazarnos de un sitio a otro… poco tiempo nos queda en el día a día para nada más que terminar de leerte un tema y seguir jugando con los malabares para llevar todo al día.

Por eso encontrar gente que sigue sacando tiempo para realizar otras actividades no es sólo satisfactorio sino incluso la mayoría de las veces envidiable.

Antes de acabar el curso me llega uno de esos correos. El Aula de Teatro de la Universidad de Murcia exponía una obra titulada Óscar. Veo algún conocido entre el reparto y allá que voy. Al llegar me extraño de ver poca gente de mi edad, pero bueno, dada la época y los cálculos anteriores qué cabría esperar… Es Murcia, finales de junio, exámenes, los primeros calores. Comienza la obra. Un mafioso. Su padre en el lecho de muerte. Una promesa: dejar esa vida. Un contable. Un mayordomo. Conforme pasa una escena tras otra la obra me va pareciendo cada vez más hilarante. El nudo hace honor a su nombre con un enredo de historias que ¡quién podría imaginar! Muchas risas. Sin duda, 10 sobre 10. Muy bien ejecutada, se nota que lo han trabajado mucho y tienen mucho arte.