Evento Iniciador Murcia: take it easy, but take it

Jueves 5 de junio. Son las 18:00 de la tarde y en el hall del CEEIM un señor de aparencia huertanica habla con Ricardo López. Estamos esperando la conferencia del hombre del momento en el ecommerce. Un gurú. Un visionario. Un maño. Ricardo Lop. Empieza la charla y sostiene sobre sus manos un Samsung, desde donde parece que lee las ideas principales que guían su charla. Dos descuidos nos muestran una pantalla apagada y un papel escrito a lápiz. Take it easy.  Conforme empieza a la charla algunos se miran pensando que se han equivocado de lugar. Yo sonrío. Tiene un sentido del humor excelente. Nos habla con sencillez y sinceridad. Fue panadero y agricultor. Durante un curso de “cómo gestionar su correo eléctronico” descubre la magia de internet. Esto lo habrá contado como mil veces y no se detiene mucho. Cuando empezó hace 15 años no sabía ni lo que era un ordenador. Ahora es su forma de vida, su ventana al mundo. Y es que aunque él dice no saberlo, Aceros de Hispania recibe cerca de 4.000 visitas diarias.

Charla Iniciador con Ricardo Lop

Charla Iniciador con Ricardo Lop

Según toma cuerpo la charla nos habla de atención al cliente, proveedores, roles del trabajo en equipo, posicionamiento SEO… ¡Nos habla de publicidad agresiva! Imagina a tu panadero hablándote de cómo Google sitúa su página en las 4 primeras posiciones. Toda una sensación. Y él lo dice con la naturalidad y sencillez de quien ve lógico cómo funciona eso. Estamos en una charla promovida por la fundación Iniciador. De emprendedores para emprendedores. Y este hombre no es un emprendedor. Es el emprendedor. Y resulta que viene de una localidad que es un caso de éxito en sí misma. El pueblo donde más comercios electrónicos hay por habitantes. Una proporción muy curiosa. Le preguntan por qué. ¿Es necesario ir a Castelserás para triunfar? Su respuesta es rotunda: la necesidad les ha creado el órgano. Hay hambre. Hay necesidad. Una mezcla de casualidad, la circunstancia oportuna y creatividad. Una creatividad que parece de pueblo. Unos giros, unas ocurrencias que salen fuera del común urbano. Algo que he visto en otros pueblos. Un nosequé que marca la diferencia. Bueno, un sísequé. Algo que se te puede ocurrir a ti, lo publicas en Twitter, obtienes un FAV y con suerte un RT. Pero ya. Ricardo nos cuenta varias anécdotas. Nos cuenta como aplica él lo que los entendidos llaman publicidad agresiva. Finales de 2012. Entrevista a su actualmente abdicada majestad, el rey, donde le preguntan que cómo saldremos de la crisis. A lo que el monarca responde:

Con un cuchillo en la boca y una sonrisa

Y Ricardo no lo duda.

  Le envía un cuchillo al rey, como diciendo: ya sólo falta la sonrisa. Ricardo es empresario, es emprendedor. Pero también es algo más. Conoce la necesidad que le ha llevado a adentrarse en el negocio del comercio electrónico. La necesidad de hacer algo distinto, innovador. Algo que siendo innovador y revolucionario no abandona la faceta más conservadora. Cosas como el trato al cliente, la sencillez para hacer un pedido… Un todo. Nos cuenta lo importante de revisar todas las mañanas el correo. Responder siempre al cliente. Y si no se sabe la respuesta, nos dice, se responde que no la sabemos y que vamos a buscar una solución. La sencillez de no tener que meter un millar de datos, registrarte y sacrificar un carnero de 8 semanas a la luz de la luna durante un eclipse. La simplicidad de clickar, añadir los datos que creas necesarios para que te llegue y pagar. Si lo puedes hacer en dos clicks mejor que en tres. Da todas las posibilidades de pago. Todas las comodidades. Toda la información en todos los idiomas, con precios dependiendo de la región, si va con I.V.A. o no. Una odisea que se me antoja compleja de desempeñar para dar la máxima facilidad. Este hombre es un genio. Nos dice que cuando uno va a tomarse un café nadie le pregunta su segundo apellido, ni su dni, ni su dirección. Ya te dará el cliente la información necesaria para que le llegue lo que ha pedido. Eso si, nos recomienda lo de “esto no sale por la puerta si no se ha pagado antes”. Nos cuenta que a él le han llegado cartas en las que ponía “Ricardo, el hijo del panadero” sin más señas. Y le llegan. Hace simple lo que nos empeñamos en complicar. Y lleva toda la razón.

También nos cuenta que no invierte en publicidad. No tiene a nadie encargado de gestionarle el SEO. Su filosofía es simple: crea contenido y crea mucho. Pero lo más importante: crea contenido original. Contenido de calidad. Lo más simple para que al buscar “cuchillo” en Google veamos que son, casualmente, los primeros.

Fue una charla muy productiva y una experiencia muy agradable. Muchas otras cosas quedan en el tintero y en la memoria pero por mi despiste de no llevar donde anotar esa tormenta de ideas que generó, me quedo con las ganas de contarlas.

Muchas gracias Ricardo Lop por  venir e iluminarnos con tu sencillez y amabilidad y por mostrarte tan dispuesto a contar tu experiencia, tu caso de éxito (pero sobretodo, tus fracasos). Espero volver a la siguiente charla de Iniciador Murcia, ya en Septiembre 😉

He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces han confiado en mi para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito.

Michael Jordan