La felicidad en tiempos de crisis

Un discurso un poco inconexo, como a mi me gusta, pero muy interesante.

La primera condición inexcusable para ser feliz es tener la sensación de que controlas algo de tu vida.

Hay una correlación entre el tiempo dedicado a la enseñanza y la inteligencia de adulto.

Para ser felices, en los próximos 20 años, tendremos que abordar de alguna manera el tema de la reforma educativa.

La profesión más difícil es la de maestro. Y la que hay que reformar, es la profesión de maestro.

CEUM, la era Soblechero

La primera vez que oí hablar del CEUM (Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia) quedé completamente anonadado. Hace ya un tiempo considerable pero lo recuerdo con bastante claridad. Sería un 16 de septiembre, aprox., y el decano nos daba la bienvenida como recién matriculados en Ingeniería Informática. Cede la palabra al representante del CEUM: un melenas, de pantalón corto, botas y una camiseta burdeos que ponía “Torneo rector”. He aquí Ignacio García Soblechero (@igsoblechero), presidente del CEUM. Un tipo majo. Nos dice que es de la casa. Suelta una interminable charla (más tarde descubriría que no era un caso aislado, tiende a extenderse). Pero transmite muy buen rollo. Hoy lo conozco un poquito más y puedo decir que es una persona admirable.

Ahora no es presidente del CEUM, ni ocupa otros cargos que desempeñaba cuando le conocí. Con más tiempo libre, seguro que puede responder a unas preguntas para conocer más de cerca el CEUM.

Iñaki, después de 4 años como miembro del CEUM, ¿qué puedes decir de él? ¿Qué es? ¿Desde cuando existe? ¿Cómo empezaste en  el CEUM? ¿Cómo funciona? Y antes, ¿qué había?

Tras 4 años como miembro del CEUM, puedo decir muchas cosas. En lo formal e histórico, decir que es el órgano que aúna a los representantes de estudiantes de las facultades y escuelas de toda la universidad, que se dice pronto. Lleva en funcionamiento como CEUM desde 1996 (con un parón entre 2002 y 2006), si bien anteriormente existía una estructura similar denominada Consejo de Representantes del Distrito (CRD) con una función muy similar aunque una organización diferente.

Empecé a participar el 14 de enero de 2009 tras mi elección como Delegado de Facultad apenas dos días antes. En general, puede decirse que funciona mediante una directiva que ejecuta las decisiones del Pleno, que es el órgano en el que nos reunimos los delegados y subdelegados de los centros, y unos cuantos miembros del Claustro Universitario. La directiva está elegida por el Pleno. Así pues, el CEUM (y el CRD) han basado siempre su funcionamiento en un sistema democrático de toma de decisiones y elección de cargos.

Una situación adversa propicia tu “ascenso” a la presidencia. ¿Qué pasó?

Sencillamente pasó que mucha gente en el Pleno estábamos poco conformes con el funcionamiento del órgano hasta el momento reivindicando ciertas cuestiones y participando en ciertas reuniones. Sin necesidad de entrar en muchos detalles, algunos consideramos que el entonces presidente obstaculizaba más que otra cosa, y decidimos que había que cortar esa situación. Enturbió aún más la cosa que yo mismo era secretario general y, por tanto, compañero en la directiva del presidente y de otros miembros que tampoco considerábamos que estuvieran a la altura. Pero yendo a los hechos, simplemente creímos que había que forzar un cambio, y ese cambio tuvo forma de moción de censura, que tuvimos la suerte de poder sacar adelante.

¿En qué organismos universitarios, de esta universidad, toma parte el CEUM?

El CEUM puede tomar parte en cualquier organismo de la Universidad de Murcia a través de sus miembros. El único órgano en el que existe, como tal, un representante del CEUM, es el Consejo de Gobierno. Por lo demás, los propios miembros del Pleno son los que pueden estar presentes en el Claustro Universitario o en diferentes comisiones y llevar acciones con el apoyo del CEUM.

Incluso a nivel de centros el CEUM puede tomar acciones y participar, aunque en este caso ha de ser siempre respetando la acción y autonomía de la delegación de alumnos del centro, que son los representantes legítimos en ese caso. Por ejemplo, durante el curso pasado, y desde hace poco parece que volverá a ser así, el CEUM se ha volcado muy fuertemente en apoyo a la Escuela Universitaria de Enfermería de Cartagena y contra su cierre o privatización, en apoyo a su delegación de alumnos.

¿De qué herramientas dispone el CEUM para defender los intereses de los alumnos? ¿Y para darse a conocer?

Para defender intereses tiene las de cualquier grupo de presión que se conozca, como un sindicato o una asociación. La herramienta básica es acudir a las reuniones relevantes. Luego, como CEUM se cuenta con la disposición de los miembros del Equipo Rectoral a recibirnos y solucionarnos los problemas que les planteemos (aunque no siempre están de acuerdo y puede haber confrontación, como por otra parte debe ser natural), y eso ya es un punto muy bueno. Además, se puede acceder a los medios de comunicación para presentar las posturas y comunicados del CEUM en nombre de los estudiantes, y a partir de ahí cualquier cosa que se ocurra a la gente. Generalmente, en un órgano de representación de estudiantes, el único límite para hacer cosas es el que se pone uno mismo y su propia imaginación.

En cuanto a la labor de difusión y de darse a conocer, es sin duda algo más complicado. Disponemos de medios institucionales, como por ejemplo el acceso a la lista de correo de alumnos de la Universidad de Murcia, pudiendo enviar a través de ella cualquier información. Sin embargo, no mucha gente lee ese correo, por lo que el éxito de su uso es muy escaso. Por lo demás, las vías de comunicación son las habituales del momento: prensa y, sobre todo, redes sociales.

El CEUM se “moderniza” y cambia la forma de comunicarse y debatir entre sus miembros. ¿Qué cambios ha supuesto la creación de un foro? ¿Dista mucho de cómo se trabajaba antes? ¿En qué sentido?

Disponer de un foro de trabajo interno ha pretendido dinamizar el debate y fomentar el trabajo, aunque los resultados son aún muy escasos. Ahora tenemos un sitio en el que la información está relativamente organizada y cualquier miembro del Pleno puede opinar. El problema es si son pocos los miembros del Pleno que hacen uso del foro.

Anteriormente a la creación del foro simplemente se tiraba de correos electrónicos y contacto directo con las delegaciones. No existía, de hecho, miedo alguno a enviar largos correos informativos o con documentación a los miembros del Pleno, puesto que a fin de cuentas el CEUM estaba para esas cosas. Había otra mentalidad, hay que decirlo, con sus pros y sus contras. A mí, personalmente, me parecía más positiva para el trabajo del CEUM la anterior mentalidad, si bien también hay cosas actuales que han sido positivas.

A pesar de que existe desde hace, relativamente, poco tiempo, la figura del CEUM es una gran desconocida entre los alumnos. ¿Qué medidas se llevaron a cabo durante tu presidencia para dar a conocer el CEUM? ¿Cambiarías o harías alguna otra ahora desde la perspectiva? 

Con mi mandato hubo leves intentos de aumentar la proyección exterior del CEUM, pero con poco éxito. Algunas de las ideas fueron colaborar con la celebración de algunos eventos (entre ellos la Fiesta de los Estudiantes organizada por Agrupación Centro de Cultura en 2011) o participar en algunas actividades, pero el planteamiento no dio los frutos esperados. Con más tiempo y, sobre todo, con la experiencia vivida en otros ámbitos, echo en falta haber creado una figura de responsable de prensa y difusión, que por sí mismo o con la ayuda de más gente se encargase en exclusiva de la tarea de difundir la labor del Consejo y darlo a conocer entre los propios alumnos.

Junta gestora… ¿Algún día saldremos de esas? ¿Qué necesita el CEUM? ¿Qué le falta? ¿Cómo se soluciona?

Se saldrá, por supuesto. De hecho, la fecha planteada está en septiembre, y estoy seguro de que habrá candidatos y condiciones para que por fin elijamos a un nuevo presidente (o incluso nueva, todo puede ser). El CEUM simplemente necesita para ello gente que quiera trabajar y tirar del carro, con ideas nuevas y un mínimo proyecto de querer ser la voz de los estudiantes. Realmente, si entras en este mundo y te interesa de verdad, no es muy difícil plantear este tipo de cosas, pero hay que ser consciente de que hay que dedicarle un tiempo y que es una gran responsabilidad, algo que mucha gente quizá parece no comprender. Y no hablo solo a nivel del CEUM, sino también en las propias delegaciones de alumnos, en las que, como en todas partes, hay de todo, pero echo mucho en falta una mayor implicación con el CEUM y una mayor actividad de estas de forma independiente.

¿En qué organismos representativos a nivel estatal participa el CEUM? ¿En cuales no y por qué? ¿Se tendría en cuenta la voz del CEUM en el ministerio? ¿Por qué?

El CEUM puede participar a nivel estatal como órgano en asociaciones y agrupaciones que aglutinan a otros consejos de estudiantes. Actualmente existe una asociación, CREUP, que lleva funcionando 12 años con diversos altibajos, mientras que recientemente se ha constituido una agrupación en vías de formalizarse, la AERE. La decisión de participar o no en una u otra responde a criterios estratégicos y, por qué no decirlo, políticos también. Yo, por supuesto, tengo mi opinión al respecto, pero es el Pleno y su directiva quien en un futuro deberá determinar estas cuestiones, más allá de lo que yo pueda decir.

En cuanto a la voz del CEUM de cara al Ministerio, actualmente se lleva a cabo esta cuestión a través del CEUNE, del que es miembro el presidente del CEUM en condiciones normales (actualmente en sustitución hay una chica elegida por el Pleno para ello). Cuestión aparte es si esta voz es útil y se tendría en cuenta. Para empezar, el CEUNE reúne a 79 representantes de las diferentes universidades españolas, por lo que nosotros solo somos una más entre un gran grupo. Y por otra parte, el Ministro no tiene por costumbre escuchar a casi nadie desde que tomó posesión, incluidos rectores, por lo que de facto el CEUM puede dejar constancia por escrito de sus cabreos ante el Ministerio, pero poco más.

En resumen:

– El CEUM se crea en 1996 en sustitución del Consejo de Representantes del Distrito (que por cierto, por si nadie se había dado cuenta, en 3 años cumplirá 20 años de representación).

– El CEUM trabaja principalmente en el Consejo de Gobierno, Claustro Universitario y comisiones.

– El principal método de defensa de los intereses alumnos es el diálogo con el Equipo Rectoral y las actividades que deriven de este.

– La difusión del CEUM se centra en las listas de correo, la prensa y, últimamente, en las redes sociales.

– El CEUM se reúne en el Pleno, pero hay temas de debate y trabajo de comisiones que se llevan acabo por el foro.

– A nivel estatal se relaciona con el CEUNE y tiene relación tanto con CREUP como con AERE

– Actualmente está gestionado por una Junta Gestora pero se convocarán elecciones a principio de curso

Por último, aunque el CEUM no esté en su Siglo de Oro hay gente muy dispuesta a cambiar y mejorar este órgano de representación esencial en la Universidad. ¡Ánimo, que seguimos avanzando!